Archivo de la etiqueta: Mina Rimentos

Original El Manto de Zarkon – Capítulo 04. Siete tiradores

24 de febrero del 2021

Aquel soldado que tanta desconfianza y miedo le causaba a la emperatriz segunda, fue precisamente el primero en darse cuenta de que algo no estaba bien. Y aunque la idea como tal de que estaban por enfrentarse a una emboscada no se había materializado claramente en su cabeza, previo a que ésta comenzara, ciertamente le pareció que no estaban solos en ese punto del bosque. Y esto no se debió a que hubiera oído o visto algo inusual; más bien, lo había olido. Entre todo el aroma a pino y…

Ver Más...

Original El Manto de Zarkon – Capítulo 03. La más horrible de las pesadillas

17 de febrero del 2021

El recorrido de las tres princesas Rimentos se prolongó un poco más de lo esperado. Lo que menos deseaba la pequeña Mina en esos momentos era volver. Aprovechaba esos minutos que le habían regalado para correr con júbilo entre los árboles, sólo deteniéndose para tomar las hojas caídas del suelo, y lanzarlas al aire sobre su cabeza para que cayeran como si fueran enormes copos de nieve.

Por su parte, Isabelleta II se comportaba con algo más de moderación. La mayor de las princesas…

Ver Más...

Original El Manto de Zarkon – Capítulo 02. El aire fresco de los bosques

10 de febrero del 2021

Al recorrer la capital, la caravana de siete carruajes, cinco carretas, y cincuenta soldados, fue despedida por gritos de alegría, aplausos, flores y papel picado de colores recorriendo el aire, de la mano tanto de la mediana y baja nobleza, como del pueblo en sí. Mientras miraba todo aquel despliegue por su ventanilla, Isabelleta no pudo evitar preguntarse qué tanto de ello era real, y que tanto era sólo por el mero requisito de adular a cualquier miembro de la Familia Imperial, sin…

Ver Más...

Original El Manto de Zarkon – Capítulo 01. Isabelleta Rimentos

3 de febrero del 2021

La princesa inspeccionó por última vez la que fue por diez años su habitación en el Palacio Imperial de Marik; suya y de su esposo, el príncipe Frederick, para ser precisos. Su excusa para permanecer un poco más era que quería revisar que no olvidaba nada, pese a que ella sabía que todo lo de valor ya estaba empacado y cargado en alguno de los carruajes de la caravana. Lo que realmente hacía, siendo en secreto una nostálgica y sentimental sin remedio, era despedirse de aquel espacio que…

Ver Más...