Archivo de la etiqueta: Erios Rimentos

Original El Manto de Zarkon – Capítulo 45. No se me permite soñar

16 de febrero del 2022

No reparó en qué momento las manos audaces de Aqua le retiraron de encima su abrigo, y siguieron justo después con su camisa. No estaba acostumbrado a que las chicas de ese lugar tuvieran ese tipo de empuje, pues normalmente solían esperar que él hiciera lo que le pareciera mejor; era un Rimentos, después de todo. Pero debía aceptar que ese cambio no le desagradaba.

Erios hizo lo suyo, tomando el vestido de la chica y jalándolo hacia arriba para retirárselo; quizás con algo menos de delicadeza que ella…

Ver Más...

Original El Manto de Zarkon – Capítulo 44. Aqua

12 de febrero del 2022

En apariencia, el Colibrí parecía ser sólo una elegante casa blanca, apenas decorada con algunas flores rosadas en la puerta que solía ser el indicativo que se usaba para marcar ese tipo de establecimientos. En la entrada había tres hombres de trajes negros, los tres de ellos visiblemente armados con espadas y revólveres y dos con rifles, que servían como la seguridad privada del local. Los tres guardias los reconocieron en cuanto los vieron, y los dejaron entrar sin mayor problema.

Ver Más...

Original El Manto de Zarkon – Capítulo 43. Tus últimos días como noble respetable

4 de febrero del 2022

Tras la repentina, aunque no sorpresiva, partida de Erios, su madre y hermana permanecieron en silencio en sus asientos, sin siquiera tocar sus platos. La antigua emperatriz segunda se sujetaba su cabeza entre sus dedos, intentando mitigar ese punzante dolor que le había surgido en las sienes, y Katherine sólo contemplaba en silencio a su desayuno a la mitad.

—Dios, que bochornoso es intentar hablar con ese idiota —soltó Marinka con marcado enojo, pero rápidamente comenzó a…

Ver Más...

Original El Manto de Zarkon – Capítulo 42. Los príncipes despreciados

25 de enero del 2022

Cada territorio conquistado de Volkinia era prácticamente un pequeño país, y algunos eran incluso más grandes que ciertos países reales. Y como tal, cada uno tenía su ciudad capital y su palacio imperial, residencia permanente de cada emperador segundo. Y de todos ellos, el palacio imperial de Volkinia Astonia, en la brillante ciudad de Zarkon, era quizás el más grande e impresionante de todos.

Ubicado justo en el corazón de aquella pequeña metrópolis, había sido construido en…

Ver Más...